111111

Miguel Ángel Molfino: “Estar en la Feria del Libro para mí es una alegría”

El escritor estará en la Feria Iberoamericana del Libro Chaco 2021 el día viernes a las 20 en el Domo del Centenario. Hasta el 17 de octubre se realizará la 17ª edición organizada la Fundación del Libro y la Cultura, y el Gobierno de la provincia del Chaco, a través del Ministerio de Educación, ECOM, y el Instituto de Cultura, y con el apoyo de instituciones como UNNE, UTN, UNCAUS, Fundación Mempo Giardinelli, SADE filial Chaco, y la Cámara Argentina del Libro.

 

Durante estos días se abre un abanico de experiencias con autores locales, nacionales e iberoamericanos. Molfino contó que ante su presentación a leer no siente nervios, que esos impulsos se despertaban cuando durante el confinamiento hizo presentaciones virtuales. “Estar en la Feria del Libro aquí en el Chaco para mí es una alegría. Es una forma espectacular de estar rodeado del público que te lee, del público que no te conoce y que puede empezar a conocerte, del público que te conoce pero que no te lee y que al estar en este contexto puede llegar a hojear algún libro. En definitiva, hay que decir que la vida del tipo que escribe, no es más que crear o intentar crear a partir de su propio placer para el otro. Así que estoy contento y muy feliz con este espacio para leer el viernes en el Domo del Centenario”, manifestó.

 

La temática sobre la que leerá el viernes aún no la quiso precisar. Miguel Ángel Molfino ha escrito muchos cuentos cortos, incluso se define como un escritor de cuentos cortos. Lo que sí adelantó es que hará un salpicado con los géneros de terror, policial, amor, entre otros. Cabe señalar que publicó crónicas en Versiones y Per Versiones, editó la antología Nueve Cuentos Nuevos, los libros de cuentos El mismo viejo ruido y Prosas escogidas. Un libro raro es una publicación donde Molfino reúne relatos, prosas cortas y poemas. La Mágica aldea es su primer libro de haikus y su último material fue la novela Monstruos perfectos. Sus narraciones forman parte de antologías de cuentos de Argentina, México, Brasil, Perú y Alemania.

Además de la actividad que se realizará en el Domo del Centenario de Resistencia, la Feria se extiende a las localidades de Barranqueras, Fontana, Charata, San Martín, Sáenz Peña y Castelli. La Feria es un evento transformador y sin fronteras que propone reencontrarse y compartir la lectura y las posibilidades que el leer habilita, bajo el lema de “Leer en comunidad”.

Lectura y escritura

«Durante el confinamiento hubo un tiempo que pude leer, el tiempo fue fluctuante ya que hubo tiempo donde no encontraba autores que me engancharan a leer”, explicó Molfino sobre este tránsito que ha sido el confinamiento estricto. Hubo espacio para la lectura y las relecturas, cuenta, “uno de los autores que volvía a leer fue Piglia, Murakami. Un gran animador de mis días sigue siendo Stephen Dixon, es un gran cuentista y novelista, pero recomiendo mucho sus cuentos porque son sensacionales. También volví a leer a Ballard, el libro de cuentos Playa terminal es muy bueno. A la lista se suma entre muchos otros, El arte de la ficción de James Salter «, así fue describiendo parte de las lecturas que hizo en este último tiempo, Además destacó que en la selección de sus lecturas es como un niño, una pulsión que se inclina por un autor y corre tras él.

«Este viernes voy a leer cuentos que ya tienen algunos años y también inéditos. Durante este tiempo de confinamiento escribí muchísimo y así terminé un nuevo libro. Escribir es una actitud de vida», destacó Molfino.

El nuevo libro que está preparando llevará por título Campo de tiro. En él visita distintos tópicos. Y no habrá ningún cuento que se llame Campo de Tiro, el título solo responde a la experimentación que hace el escritor al igual que un tirador en un polígono. Se abren temas, tonos, diálogos, climas, ritmos diferentes. «En el polígono de tiro hay cuentos inéditos pero también hay algunos cuentos que he publicado a lo largo de los años en el diario Norte», agregó.

El título también muestra un tanto la provocación que hace el escritor para llegar al lector de una forma directa, un disparo del cual se puede salir con la emoción abierta. Emoción que puede ser de bronca o felicidad, dolor o tristeza, las variables pueden ser muchas. «Aquí no hay casi metáfora”, agrega. “En algunos cuentos soy más provocador que en otros. Hace poco mi señora fue a una estación de servicios, le pregunta si ella era mi esposa y entonces le dicen – «dígale que cada vez me asustan más sus cuentos». Las palabras juegan ahí un papel fundamental, a veces pueden hacerte llorar y a veces pueden darte un julepe bárbaro», describe Molfino. «Toda literatura tiene que ser provocador, el arte tiene que ser provocador. Como decía Jaime Dávalos, no vine a la vida a tomar yogur, ni a portarme bien. La literatura está repleta de estos ejemplos”.